Sabemos de la importancia de entrenar en la piscina para poder disfrutar correctamente de la natación en aguas abiertas, pero debido a la situación pandémica en la cual estamos es posible que la piscina a la cual soléis ir o bien está cerrada, o bien está en otro municipio y no podéis ir o bien es necesario pedir cita y os es difícil compaginar los horarios que hay disponibles.

Desde Esportissim queremos que sigáis disfrutando de la natación en aguas abiertas y es por eso que os queremos dar algunos consejos para que podáis continuar vuestros entrenamientos y que el frío no os detenga:

Preparar el entreno con antelación.

En invierno es muy importante planificar con antelación el entrenamiento que realizaremos para evitar una hipotermia.

Para evitar esta situación os recomendamos que tengáis un albornoz para poderos secar sin pasar frío y que tengáis preparado algo de comida (como fruta o frutos secos) y algo caliente para beber en un termo (por ejemplo un té o café) para entrar en calor cuanto antes mejor.

Antes de salir y tiraros al mar, es importante que comprobéis la temperatura ambiente y también del agua para minimizar al máximo los efectos de la hipotermia.

Utiliza el material correcto.

La temperatura del agua disminuye considerablemente a partir de las primeras semanas de otoño. Durante esta estación la temperatura del agua del mar suele estar entre los 16-22 grados. Es por eso que recomendamos el uso del neopreno.

Además, incorporamos la marca Dare2tri a Esportissim. Dare2tri es una marca de ropa y accesorios por la práctica del triatlón.

Disponemos del chaleco con capucha que os mantendrá abrigados y secos, y, al mismo tiempo, os permitirá nadar en aguas abiertas con total libertad de movimientos.

También tenemos disponibles gorros, guantes y calcetines de neopreno para poder nadar en el mar, ríos o lagos sin que paséis frío.

Entra al agua lentamente.

El choque que supone un agua demasiado fría es el peor camino para tener un mal día. Entra muy despacio al agua, y al principio hasta la altura de la cadera. Caminad un rato mientras vuestro neopreno se calienta.

Después, sumergiros completamente para permitir que vuestro cuerpo se adapte. Si no estáis seguros, podéis utilizar una boya para mantener la flotabilidad.

Entrena con compañeros.

El mejor momento para nadar en aguas abiertas es por la mañana o por la tarde, momentos en los cuales el agua está más tranquila.

El inconveniente de estos momentos del día es la poca luz solar que hay. Es por eso que recomendamos que vayáis a nadar con compañeros y también que lleváis una boya de visibilidad.

Informad también a un familiar vuestro donde iréis a nadar y también de cuando entráis i salís del agua.